La Casina

El paisaje

El antiguo conjunto está situado en la belleza del campo ibleo. Dulces mesetas y verdes llanuras están divididas por estrechas cavas poco hondas, excavadas por las aguas de pequeños torrentes que, a lo largo de los siglos, han ido formandos surcos en la caliza blanca de la tierra iblea.

Los típicos “muri a secco” (paredes hormas) que como una telaraña entretejen todo el territorio, los antiguos olivos que junto a las algarrobas constituyen un elemento dominante del panorama ibleo, la tranquilidad del campo siciliano y la vista del mar al amanecer, son solamente algunos de los elementos encantadores que desde luego convierten la estancia agradable, refinada y fascinante. Además las aguas calientes del mar Mediterráneo o las ciudades barrocas de Ragusa, Ibla, Modica, Ispica o Scicli, declaradas patrimonio de la Unesco, están a poco más de un cuarto de hora en coche.

La casina Grotta di Ferro

Típica construcción rural iblea la “Casina Grotta di Ferro” debe su nombre al antiguo feudo de casi 52 hectaréas de olivar y algarrobas, que fueron residencia veraniega nobiliar. Fue construida sobre la mitad del siglo XIX, en un preexistente asentamiento agrícola, por el caballero Federico Grimaldi, Barón de Calamenzana, abuelo del ultimo dueño, el caballero Ferdinando Arezzi, duca de San Filippo delle Colonne. La vivienda se desarolla sobre dos niveles. El de la planta inferior, de casi 350 mq, era destinado al servicio del agricultura con corrales, heniles, almacenes y las habitaciones del “massaru”.

El nivel superior de 290 mq, era adaptado a residencia del Barón. Una cómoda escalera a dos rampas, en típica piedra asfáltica local llamada “pici”, llega en un acogedor vestíbulo en el cual se abren las puertas de la cocina, con anexa lavandería, del cuarto de baño y del amplio salón. En este último hay las cuatros entradas de los dormitorios y una terraza panorámica, donde la mirada se mueve libremente desde la valle bajostante del torrente Grasullo, repleto de lozanes y siempre verdes árboles de algarrobas y olivos, hasta la costa iblea, bañada da aquella parte del mar Mediterráneo que de Donnalucata llega hasta Punta Secca. En los días más despejados es posible ver al horizonte el perfil de las islas de Malta.

Post a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

  • Strada Provinciale 60 Km 13 Contrada Torre Mastro Santa Croce Camerina Ragusa, Italy grottadiferro map
Copyright © 2015-2016 Casina di Grotta di Ferro. P.IVA 01216090884, e-mail: info@grottadiferro.it, mobile: +39 333 8772000, fisso: +39 0932 664065, cookie policy

Privacy Policy